Verduras

Cómo cocinar remolacha
0 (0)

Muchas veces cuando queremos incorporar la remolacha en nuestras comidas nos surge la duda… ¿Cómo cocinar remolacha de forma correcta? Hoy vamos a resolver esta pregunta revisando los tres métodos más comunes; hervida, al vapor y al microondas.

La remolacha es un ingrediente versátil que ofrece una amplia gama de posibilidades dentro la cocina, ya que se puede encurtir, servir como acompañamiento, añadir a ensaladas y purés, o incluso comerse cruda.

Su sabor, único y algo dulce-terroso, su textura y su color, la convierten en una opción popular entre quienes aman cocinar y prefieren alternativas saludables. Así que, ya sabes, cocinar remolacha no sólo es una alternativa fácil, sino también una excelente forma de incorporar un alimento rico en nutrientes a tu dieta diaria. A continuación vamos a contarte acerca de sus beneficios y a explicarte cómo cocinar remolacha utilizando distintos métodos, con el fin de que puedas disfrutar de todos sus beneficios. ¡Veamos más! 

Beneficios de comer remolacha

Además de ser deliciosa, colorida y altamente nutritiva, la remolacha se puede comer hervida, al vapor, al microondas, asada o cruda, y se puede disfrutar en distintos platos que valen la pena probar. Como si todo esto fuera poco, se considera un superalimento rico en nutrientes, como hierro, potasio, ácido fólico y antioxidantes. Estos elementos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, a mejorar la circulación sanguínea y a contribuir con el buen funcionamiento del organismo. 

A su vez, los compuestos presentes en la remolacha, especialmente el nitrato, pueden ayudar a reducir la presión arterial y a mejorar la salud cardiovascular. Y gracias a su alto contenido de antioxidantes y fibra, la remolacha actúa como un agente detoxificante natural, además de prevenir el estreñimiento y mejorar el funcionamiento del sistema digestivo. Por otra parte, algunos estudios sugieren que el consumo de jugo de remolacha puede mejorar el rendimiento físico y la resistencia, debido a sus propiedades vasodilatadoras. Además, la remolacha contiene betaína, un compuesto que puede ayudar a proteger las células nerviosas, a mejorar la función cognitiva y a reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

¿Cómo cocinar remolacha hervida?

La remolacha hervida es perfecta para purés, batidos o incluso para conservarla en vinagre y disfrutarla como encurtido. ¡Y es un método muy sencillo! Sólo tendrás que realizar los siguientes pasos: 

  1. Para comenzar, deberás tomar una olla grande y llenarla con bastante agua (asegurándote de que entren todas las remolachas). Mientras tanto, lava muy bien las remolachas hasta quitarles la suciedad y las hojas. Ahora resta pelarlas, cortarlas en trozos del mismo tamaño y colocarlas en la olla.
  2. En el siguiente paso, lleva el agua a ebullición y añade sal gruesa (10 grs por libro de agua). Tan pronto como hierva el agua, tapa la olla y reduce el fuego a fuego medio-bajo. Una vez que las remolachas estén tiernas –pasados de 30 a 40 minutos según el tamaño que las cortaste– ya podrás retirarlas del fuego (puedes pincharlas con un tenedor para verificar si están demasiado blandas o aún necesitan más cocción). 
  3. Como último paso, lleva las remolachas bajo el agua fría para que corten su cocción, y quítales la piel (en caso de que hayas decidido cocinarlas con piel). ¡Y listo! Remolachas perfectamente hervidas para disfrutar en purés, ensaladas, guisos, como guarnición, en batidos o como más te guste. 

¿Cómo cocinar remolacha al vapor?

A diferencia de la preparación hervida, en este método se conservan más los nutrientes, por lo que es más saludable. Para esta técnica necesitarás contar con una vaporera o una olla grande en donde insertar la canasta vaporera. Sigue estos pasos:

  1. En primer lugar, necesitas lavar y pelar las remolachas para quitar las hojas y cualquier resto de suciedad.
  2. Luego, córtalas en trozos uniformes y colócalas dentro de la vaporera o colador de metal. A su vez, coloca la vaporera dentro de la olla con suficiente agua.
  3. Ahora tendrás que cocinar  al vapor por 30 minutos (o hasta que estén tiernas). Asegúrate de que el agua no toque la vaporera. 

¿Cómo cocinar remolacha al microondas?

Cocinar remolachas al microondas es una forma rápida y fácil de obtener un dulce sabor asado. Sólo tienes que seguir los pasos que te indicamos a continuación: 

  1. Empieza lavando, secando y pelando las remolachas (aunque puedes pelarlas una vez cocidas). Ahora corta las verduras en cubos de similar tamaño y agrega los cubitos en un recipiente  con 4 cucharadas de agua (apto para microondas). Ten en cuenta de añadirle sal, pimienta o el ingrediente que gustes y, además, procura pinchar la piel de las remolachas para evitar que el vapor se acumule dentro. 
  2. Ahora, cubre el plato y cocina las remolachas hasta que sea fácil perforarlas con un tenedor (a temperatura máxima). Deberían estar listas en 10 o 15 minutos, ¡realmente fácil! 

Conclusiones finales

En resumen, saber cómo cocinar remolacha de diferentes maneras te permitirá disfrutar de sus beneficios nutricionales y su sabor único. Ya sea al vapor, en el microondas, cruda o hervida, incorporar este delicioso tubérculo en tus recetas es altamente recomendable. 

¡Y las remolachas crudas también se pueden exprimir para hacer batidos! Por lo que la versatilidad de esta verdura es fantástica. Podrás incorporarla en ensaladas, sopas, guisos, tortillas, salteados, hamburguesas o incluso como acompañamiento de platos principales. 

¡Innova, prueba distintos métodos de cocción y mejora tus recetas con este increíble alimento! 

Califica esta receta
[Total: 0 Promedio: 0]